viernes, 15 de septiembre de 2017

Déjame



Déjame contemplarte y recorrerte,
mirarte desde dentro hacia fuera,
y entre mis brazos tenerte.

Déjame darte algo de mí,
que tu piel se junte con la mía,
y que nada se nos interponga.

Déjame dormir sobre tu pecho,
amarte más, de principio a fin,
y que creemos nuestro propio techo.

Déjame cantarte al oído, susurrarte 
y sacarte mil sonrisas cada día,
que soñemos juntos en cualquier parte.

Déjame... quererte sin más.

viernes, 7 de julio de 2017

Te quiero




















Te quiero, pero odio las promesas que quedaron en el aire.
Te quiero, pero odio cada abrazo que aún no nos dimos.
Te quiero, pero temo acercarme y sentir frío.
Te quiero, pero odio que no estés cuando más lo necesito.
Te quiero, pero no quiero seguir sufriendo.

¿Para qué?


















¿Vivir para qué, para tener que morir?
¿Soñar para qué, para tener que despertar?
¿Amar para qué, para volver a sufrir?
¿Volar para qué, para tener que caer?
¿Reír para qué, para luego llorar?
Pues no importa, las veces que mueras, que caigas, que te desveles o que llores.
Lo mejor será vivir con valentía, y que duela lo que tenga que doler, que ya llegará la esperanza y la alegría.
Porque más vale vivir al límite, que estar muerto en vida.

jueves, 18 de mayo de 2017

Más de ti




















Le miré fijamente y tenía el mundo en sus ojos,
puedo asegurar que dentro de ellos escondía un misterio.

Ya no tengo dudas, ni más que buscar,
esa es la mirada que quisiera conquistar.

Y su sonrisa, que cosa más bella,
me perdería en sus labios sin más.

Y es todo él, su sonrisa, su pelo alborotado,
sus ojos color cielo y su preciosa alma.

Me enloquece, me mira y me intimida,
lo siento cerca e ilumina mi vida.

Quiero más, más paseos, más risas, más charlas,
más miradas, más abrazos, más de él...

domingo, 19 de marzo de 2017

Mi superhéroe



















Padre, campeón y luchador, 
quién nos da fuerza y ánimos cada día.

Lucha por mantener a su familia,
trabaja duro y siempre tiene una sonrisa.

Padre, compañero y artista,
porque con muy poco hace maravillas.

Ganador sin medallas ni trofeos,
te mereces nuestro apoyo más sincero.

Padre, navegante y marinero,
porque de la nada avanza y
recorre el mundo entero.

Tú, papá, que junto a mamá nos diste la vida.
Tú, que cada día luchas para que no nos falte de nada.
Tú, que nos diste el mejor regalo,
y nada mejor que disfrutarlo en familia.

Padre, campeón, luchador, compañero,
artista, ganador, navegante y marinero.
¿Qué más se puede pedir?
Si ya nos llenas de vida y apoyo.
Simplemente me queda decirte lo mucho que te quiero.