miércoles, 29 de noviembre de 2017

Te soñé














Ayer soñé con tus manos 
recorriendo mi cuerpo,
con tus besos consumiendo
mis labios,
soñé contigo y con el
hambre que aún te tengo.

Soñé con uno de esos abrazos
que te parten en dos,
que te guardaba en mi corazón
desde hace tiempo,
y que esa risa que un día vi,
desde entonces me conquistó.

Ayer te soñé, pero no importa,
porque sueño tantas cosas,
que al final sólo se quedan en eso... 
en un sueño.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Para cambiar el mundo
















Para cambiar el mundo, empieza por cambiarte a ti mismo.
Ámate más que a nadie y reparte ese amor, intentando que los de tu alrededor también se amen. 
Siempre que puedas ofrece tu apoyo, al que se caiga y lo necesite.
No guardes rencores ni demasiados temores, que sólo te dañan y no te ofrecen nada bueno, 
mejor deséchalos.
Para cambiar el mundo, intenta cambiar tu tristeza por una sonrisa, la frustración por motivación y el odio por amor.
Pero sobre todo comparte momentos y tus alegrías, que el mundo ya está demasiado podrido, como para guardar más mierda.

¿A quién?

¿A quién dedicaré mis poesías? ¿cuántas notas borraré de ese papel?
¿Qué abril regalaré y a quién, si no es a ti?
No importaría si la tinta se secara o el sol dejase de brillar, pues si ya no iluminas mis días, que más dará...

Delirios

El mundo se ha vuelto insensible... 
Uno, ve a alguien llorar y mira hacia otro lado, uno cuenta sus dolores y el otro sólo escucha un par de minutos mientras se distrae en su mundo. Y luego nos preguntan que por qué no hablamos lo suficiente, cuando mayormente cada uno mira por si mismo y de cada cinco amigos sólo confías en uno.
Es irónico pedir apoyo sabiendo que les importa un bledo... Por eso prefiero callarlo y de vez en cuando desahogarme en un papel.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Déjame



Déjame contemplarte y recorrerte,
mirarte desde dentro hacia fuera,
y entre mis brazos tenerte.

Déjame darte algo de mí,
que tu piel se junte con la mía,
y que nada se nos interponga.

Déjame dormir sobre tu pecho,
amarte más, de principio a fin,
y que creemos nuestro propio techo.

Déjame cantarte al oído, susurrarte 
y sacarte mil sonrisas cada día,
que soñemos juntos en cualquier parte.

Déjame... quererte sin más.

viernes, 7 de julio de 2017

Te quiero




















Te quiero, pero odio las promesas que quedaron en el aire.
Te quiero, pero odio cada abrazo que aún no nos dimos.
Te quiero, pero temo acercarme y sentir frío.
Te quiero, pero odio que no estés cuando más lo necesito.
Te quiero, pero no quiero seguir sufriendo.

¿Para qué?


















¿Vivir para qué, para tener que morir?
¿Soñar para qué, para tener que despertar?
¿Amar para qué, para volver a sufrir?
¿Volar para qué, para tener que caer?
¿Reír para qué, para luego llorar?
Pues no importa, las veces que mueras, que caigas, que te desveles o que llores.
Lo mejor será vivir con valentía, y que duela lo que tenga que doler, que ya llegará la esperanza y la alegría.
Porque más vale vivir al límite, que estar muerto en vida.

jueves, 18 de mayo de 2017

Más de ti




















Le miré fijamente y tenía el mundo en sus ojos,
puedo asegurar que dentro de ellos escondía un misterio.

Ya no tengo dudas, ni más que buscar,
esa es la mirada que quisiera conquistar.

Y su sonrisa, que cosa más bella,
me perdería en sus labios sin más.

Y es todo él, su sonrisa, su pelo alborotado,
sus ojos color cielo y su preciosa alma.

Me enloquece, me mira y me intimida,
lo siento cerca e ilumina mi vida.

Quiero más, más paseos, más risas, más charlas,
más miradas, más abrazos, más de él...

domingo, 19 de marzo de 2017

Mi superhéroe



















Padre, campeón y luchador, 
quién nos da fuerza y ánimos cada día.

Lucha por mantener a su familia,
trabaja duro y siempre tiene una sonrisa.

Padre, compañero y artista,
porque con muy poco hace maravillas.

Ganador sin medallas ni trofeos,
te mereces nuestro apoyo más sincero.

Padre, navegante y marinero,
porque de la nada avanza y
recorre el mundo entero.

Tú, papá, que junto a mamá nos diste la vida.
Tú, que cada día luchas para que no nos falte de nada.
Tú, que nos diste el mejor regalo,
y nada mejor que disfrutarlo en familia.

Padre, campeón, luchador, compañero,
artista, ganador, navegante y marinero.
¿Qué más se puede pedir?
Si ya nos llenas de vida y apoyo.
Simplemente me queda decirte lo mucho que te quiero.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Día de la Mujer




Cada año celebramos el "Día Internacional de la Mujer" para reivindicar sus derechos, algo tan sencillo como la igualdad entre el hombre y la mujer, y a la vez, tan complicado.

Porque sigue habiendo sexo débil y sexo fuerte, mujeres que se dedican a las tareas del hogar y hombres que trabajan fuera de casa; mujeres que no pueden ir seguras por las calles y hombres que las piropean y acosan; también, hombres que necesitan llorar, pero les obligan a ocultar ese sentimiento.

Después de todo, lo único que nos diferencia es el sexo y esto no debería determinar nuestro futuro. 

¿Por qué una mujer no puede tener la misma libertad que un hombre y debe acostumbrarse a vivir con miedo y a callar?
Debemos unirnos, que seamos todos los que luchemos por el cambio, que no es cosa de dos día, pero seguro que es posible.

Desde la Historia, la Filosofía hasta la Ciencia hubo y habrán grandes ilustres femeninas que no son reconocidas. ¿Por qué se empeñan en callar su voz? ¿acaso un hombre se considera más sabio e importante?

Pues nosotras también tenemos grandes capacidades. Somos inteligentes, podemos sacar nuestros estudios y trabajar, podemos ser grandes investigadoras, podemos ser pensadoras y por supuesto, formar parte de la historia.

Luchemos para que la mujer tenga los mismos derechos laborales que el hombre, para que pueda salir a la calle sin tener que aguantar groserías, para que su cuerpo sea solo suyo y ninguno se crea dueño de ella, para que ningún hombre sea capaz de levantar la mano a una mujer, para que en los países menos afortunados se avancen en los derechos femeninos y esto no quede olvidado.



viernes, 27 de enero de 2017

Buscando la paz



















Trincheras abarrotadas y calles desiertas,
desolación en las calles, ya por costumbre.

El niño que llora, detrás de los escombros,
pidiendo piedad y buscando socorro.

No hay necesidad de buscar la paz a través de la guerra,
pues quién busca la paz, prefiere la pluma a la espada.

¿Si la paz es el camino, por qué afilan sus espadas?
¿Qué esperan encontrar tras destruir un país y miles
de vidas inocentes?

Y si pones el telediario sólo ves destrucción,
países en guerra y una gran desolación.


Sólo espero que llegue el día en que reine la paz,
que después de tanta destrucción y sacrificio, amanezca.

Lo peor de todo es que los niños sufren más,
no entienden porqué los adultos no dejan de pelear.

Si destruimos nuestro propio planeta y matamos
sin piedad por puro egoísmo,
¿qué nos hace pensar que un animal
es menos racional que nosotros?

En definitiva, todos queremos la paz,
y debemos luchar para que la guerra quede atrás.